« President predicts Cuba will embrace democracy | Main | 177 Species of Butterflies Found in Cuba »

Comments

Liansu

Ofelia Fox (Liansu) esposa del dueño del cabaret Tropicana de la Habana, fue la primera personalidad radial femenina de la radio en Español del Sur de la Florida. Transmitía 'El Mensaje de Liansu', sin cobrar un solo centavo a través de la WMIE (ahora La Cubanisima)de Miami. La colección de sus manuscritos, de 1961 a 1964 han sido publicada en el libro CUBA PATRIA EN LAGRIMAS Y EL MENSAJE DE LIANSU.
A continuación un fragmento de una transmisión de Liansú que aparece en el libro en la página 151.
Diciembre de 1962:
"Compatriotas, hace unos dias, estando con mi esposo en Boston fui al aeropuerto a esperar un avion de relocalizados en el cual llegarian varios amigos. Era la primera vez que presenciaba la llegada de hermanos Cubanos refugiados a un estado tan lejano de nuestro calido clima. Se aglutinaron en un pequeño espacio mas de una docena de fotografos y periodistas. Pero, esperando a los relocalizados no habia un solo Cubano. Bueno, si, habia una Cubana: yo. Mi esposo estaba en el hospital.
Llegar a Miami es como llegar un pedacito de Cuba. Ese tintileo triste o alegre del Cubano suena a campana de amistad., de hogar, de confianza, de tu. Llegar a Boston relocalizado es como llegar a una casa extraña, con las puertas abiertas de par en par pero la casa esta vacia.
Escuche a fotografos y periodistas comentando entre si: 'Tomemos la pelicula, pero no mucho pietaje. Quizas estamos perdiendo el tiempo porque a lo mejor no lo utilizan.'
Despues escuche la voz de un Norteamericano y la transparente ironia me dolio mas de lo debido: '¡Pero si vienen con abrigos!'
No se si hago mal en calibrar la mentalidad de los que hacian estos frios comentarios por el tamaño de mi herida, pero si se que fugazmente paso por mi imaginacion lo que sentia cada uno de aquella fila de refugiados Cubanos. Eche a un lado la idea, como se desecha un vendaje ensangrentado para cubrir de nuevo la herida con una compresa limpia y fresca.
Vi bajar de aquel avion familias con tres y cuatro niños. Mas tarde nuestros amigos me contaron que los habian tratado maravillosamente. Eso me alegro, pero quiero confesarles algo: tal como nos queda el rastro de una horrible pesadilla me quedó en la mente la visión de estos compatriotas bajando del avió; primeros pasos de una vida nueva, prestada o quizas arrebatada al comunismo..."

The comments to this entry are closed.